Acueducto alterno de Villavicencio: otros $16.000 millones en riesgo

El contrato se firmó de afán el 31 de diciembre de 2019, último día de la anterior administración.

 

El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), David Riaño, denunció que el contrato por $16.000 millones de pesos para la construcción del sistema de captación alterna de María la Alta está enredado.

El plazo era de 16 meses, pero han pasado dos años y medio y esta es la hora que no hay luz al final del túnel. A la fecha el avance físico es apenas del 6,8 por ciento.

El contrato adjudicado a la empresa Nema Ingeniería el 31 de diciembre de 2019 (último día del anterior alcalde Wilmar Barbosa) ya ha tenido 2 suspensiones.

Según Riaño, se adjudicó sin gestión predial y se estipuló la instalación de tubería de hierro dúctil que –según el actual gerente de la EAAV- es muy pesada en una montaña propensa a deslizamientos. “Es mejor la tubería flexible de polietileno de alta densidad”, dice.

Se supone que la obra tendrá parte de la tubería adosada a la montaña y 1.600 metros de tubería instalada sobre un viaducto.

El proyecto de fuente alterna quedó radicado en el Ministerio de Vivienda con captación de 600 litros por segundo, pero el diseño se hizo para 300 litros por segundo.

Los recursos están en una fiducia. Son $10 mil millones que aporta el ministerio, $5.830 que aporta Ecopetrol y $160 millonesque aporta la Alcaldía.

A los $16.000 millones del contrato hay que sumarle otros $1.300 millones de una consultoría que se contrató en 2017 para definir la fuente alterna para situaciones de contingencia.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?