Arauca, el punto fronterizo que pide mayor atención para migrantes venezolanos

Arauca, con más de 256 mil habitantes, es un punto fronterizo entre Venezuela y Colombia. Gran parte de los migrantes que están llegando a esta zona del país están en condición de irregularidad, dificultando el acceso a temas como salud y trabajo. Es por eso que autoridades y habitantes aseguran que se vive una verdadera crisis social y piden mayor atención por parte del Estado.

Los más de 300 kilómetros de extensión del río Arauca separan a este departamento de Venezuela. En una región en donde la violencia ha estado presente históricamente, lo normal era que los pobladores tuvieran que salir desplazados a otros departamentos, pero desde el año 2015 ha enfrentado la crisis económica, política y social que se vive en el vecino país.

Se estima que en la actualidad hay 42mil 890 migrantes en Arauca, ciudadanos que están llegando a un departamento, cuyos habitantes denuncian graves falencias en temas de salud, educación y trabajo.

Es por ello que el panorama de migración en este departamento es preocupante, el Gobierno lo reconoce, después de Maicao y Villa del Rosario, Arauca es el tercer punto más crítico del país para la migración venezolana.

El padre Deisson Mariño Gómez, defensor del Pueblo regional de Arauca, recordó que esta región del país tiene el mayor número de alertas tempranas, con una verdadera crisis social en donde no hay cómo ofrecerles a los venezolanos unas mejores condiciones de vida.

“Los venezolanos qué piden cuando llegan acá, empleo. Ellos llegan diciendo: -por favor déjenos trabajar. Pero si ustedes revisan Arauca tiene una tasa de desempleo el doble y un poco más del nivel nacional. Por ejemplo, si el nivel nacional está entre el 10 y el 11 por ciento, en Arauca está entre el 24 y 25 por ciento, es decir no hay posibilidades”, señala el Defensor del Pueblo regional.

Según la Defensoría, Arauca es una frontera marginal con una gran fragilidad de atención por parte del estado, situación que se ha intensificado por la falta de respuestas ante la llegada de migrantes, acrecentando los problemas que sufre la región.

“El estado colombiano y sus instituciones locales no han podido dar respuesta efectiva a las necesidades de la población migrante. La respuesta que se ha dado es más una respuesta de la cooperación internacional, pero estas medidas son de emergencia”, afirmó el padre Deisson Mariño.

El desbordamiento que ha tenido la llegada de ciudadanos venezolanos a este departamento, tiene una explicación. El Puente Internacional José Antonio Páez, que separa a Arauca con El Amparo en Venezuela, es el único paso legal. Diariamente, según Migración Colombia cerca de 2 mil personas llegan por este corredor, pero se tienen 24 pasos irregulares, en donde cada día pueden llegar hasta 12 mil venezolanos, muchos de ellos llegan para quedarse, otros vienen a Colombia durante el día y luego regresan a Venezuela, esto se conoce como población pendular.

Según Migración Colombia, con corte al mes de junio hay 1.408.055 venezolanos en Colombia, de esa cifra 665 mil 665 se encuentran irregulares, esa irregularidad o falta de papeles impide por ejemplo, que los ciudadanos venezolanos puedan tener un trabajo con todas las prestaciones sociales. Una limitante similar en temas de salud, en donde solo está autorizada una atención de urgencias, vacunación y partos.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?