Fervor les salió caro a 200 alemanes, que se contagiaron con COVID-19 luego de ir a misa

 

El servicio religioso fue en una iglesia bautista en Fráncfort, Alemania, donde dieron positivo cientos de integrantes de esa congregación, según autoridades.

El Departamento de Salud de la ciudad germana resportó que 9 de estas personas están siendo tratadas en hospitales, y una de ellas está en la unidad de cuidados intensivos. Las primeras infecciones a partir del servicio religioso celebrado el 10 de mayo se habían dado a conocer el fin de semana pasado.

Un portavoz de la congregación declaró en su momento que se habían cumplido todos los requisitos de prevención de contagio para los servicios de la iglesia. Sin embargo, en una carta informativa publicada a principios de semana, se hablaba de cantos en la iglesia. Aparentemente tampoco se usaron mascarillas de nariz y boca, informó la agencia DPA.

Por su parte, la Iglesia católica de Alemania propuso a las autoridades que se “cante en voz baja” durante las misas y restringir el número de feligreses, que deberán mantener una distancia de 1,50 metros entre sí. La Iglesia protestante, por su parte, sigue defendiendo una prohibición completa de los servicios, destaca la agencia AFP.

Además, las autoridades tendrán que vigilar el desarrollo de otros acontecimientos, como los partidos de fútbol, que se celebran a puerta cerrada hasta nueva orden.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?