La quema de llantas, un humo negro para la salud

 

La quema de llantas en el barrio Guatiquía de la ciudad de Villavicencio, sigue siendo una problemática a la que nadie le ha puesto la lupa, habitantes de los sectores aledaños son los más afectados por este humo negro.

William Álvarez comandante de Bomberos explica las graves consecuencias que esta quema genera a la salud.

“La quema de objetos como llantas, genera gases altamente tóxicos que se acumulan en el organismo y producen cáncer a largo plazo”

Y es que la combustión de estos productos desechables emana la dioxina y el furano, gases que ingresan por las vías respiratorias y la piel de las personas que se encuentren en los alrededores.

Principalmente atacan al sistema respiratorio humano, dando lugar a la aparición inmediata o progresiva de enfermedades bronco-respiratorias, ahogos asma y hasta cáncer. También generan afecciones a la piel, ojos e inclusive insuficiencias cardiacas.

“Al ingresar al organismo, estos gases se acumulan básicamente en el tejido graso. Su efecto no es inmediato, sino por acumulación. Si la persona quema residuos sólidos como estos durante años, es muy probable que desarrolle cáncer en alguna parte de su cuerpo”, manifestaron los especialistas.

Otro de los efectos generados, es la alteración del equilibrio atmosférico, ya que los elementos tóxicos que se desplazan con los gases provenientes de la quema de llantas, al reaccionar con el oxígeno del aire generan una mayor absorción de energía calorífica, la cual eleva la temperatura dando lugar al llamado “efecto invernadero”, que viene produciendo el cambio climático a nivel mundial, con las consecuencias ya conocidas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email