La red de trata de personas fue desarticulada. Lograron rescatar a 15 mujeres, algunas menores de edad.

 

En Yopal (Casanare) era, según la Fiscalía, el centro de operaciones de una banda especializada en engañar, en su mayoría, a ciudadanas venezolanas con promesas de trabajo, para luego someterlas a explotación sexual.

El ente investigador, junto con la Policía, debió trabajar alrededor de un año en la investigación, hasta dar con el paradero de quienes estaban trabajando para la organización y los lugares en los que ubicadas a las víctimas.

“Al llegar a la cuidad, supuestamente, loes retenían los documentos de identificación y les exigían pagar los costos del transporte con servicios sexuales que debían ejercer en tres establecimientos nocturnos. Para someterlas, las amenazaban con denunciarlas ante las autoridades por ser migrantes”, informó la Fiscalía.

El seguimiento permitió además identificar otras formas en las que eran intimidadas para mantener retenerlas ejerciendo como trabajadoras sexuales.

“Las víctimas quedaban confinadas mientras la deuda iba en aumento. Les cobraban el hospedaje y la manutención, y les imponían multas cuando se negaban a lo vejámenes, discutían con los hombres que frecuentaban estos lugares o intentaban escapar”, agregó el comunicado de prensa.

En el operativo conjunto se logró el rescate de 15 mujeres, cuatro de ellas menores de edad entre 15 y 16 años, y fueron capturadas un total de 10 personas, incluida alias ‘Rosa’ a quien se le acusa de ser la jefe de la banda.

Proxenetismo con menor de edad, trata de personas y concierto para delinquir agravado, son los delitos imputados por los que deberán responder los detenidos, los cuales no fueron aceptados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Escríbenos aquí
Hola, ¿En qué te podemos ayudar?