La situación de la Terminal de Villavicencio, llegó al punto de izar bandera roja como símbolo de alerta.

 

 

El futuro hoy para cerca de 4.000 familias que de manera o indirecta dependen del transporte intermunicipal, entre ellos la Terminal, es más que incierto.

Según cifras del que es considerado el sexto centro de despacho de vehículos más importante de Colombia, y de todo el sector que en él converge, arroja pérdidas generales superiores a los 60.000 millones, sin que por ahora se vea una solución directa de las autoridades nacionales.

Completar 67 días de cese de operaciones, con opción de despachos inferiores 98% inferiores a los que habitualmente se hacían, y la incertidumbre frente a eventuales apoyos que permitan superar la crisis en menos de dos años como se tiene proyectado, son algunas de las razones del por qué a partir de hoy fueron izadas banderas rojas en la plazoleta de la Terminal como símbolo de resistencia, pero a la vez de auxilio frente a los números nada favorables.

La bandera hace parte de una serie de manifestaciones adelantadas hoy en diferentes partes del país, en las que se pidió abiertamente al Gobierno soluciones prontas para evitar una catástrofe sin precedentes con relación al transporte, uno de los más importantes en materia de productividad.

De hecho, aunque transportadoras y terminales aseguran cumplir con todos los lineamientos para garantizar la seguridad de los pasajeros frente al COVID-19 el Ministerio de Transporte ha sido ajeno a las peticiones y en el Congreso de la República el tema hasta ahora está tomando vuelo.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?