Mundo Triste: Mueren Casi 150 Ballenas Encalladas En Nueva Zelanda

Este lunes, las autoridades de Nueva Zelanda confirmaron una tristísima noticia. Murieron encalladas casi 150 ballenas piloto en las costas de la “remota” Isla Stewart, la tercera isla más grande del país de Oceanía.

El grupo de ballenas fue descubierto por alguien que acampaba en la región e inmediatamente le avisó a las autoridades. Sin embargo, ya era demasiado tarde: el Departamento de Conservación aseguró que más de la mitad de las ballenas ya estaban muertas cuando las encontraron y tuvieron que dormir al resto. 

“Desgraciadamente, la probabilidad de regresarlas al mar era demasiado remota”, explicaba el Director de Operaciones del Departamento de Conservación, mientras explicaba que dormir a las ballenas encalladas era “lo más humano” que se podía hacer. Debido a lo lejana que se encuentra la Isla Stewart y las malas condiciones de las ballenas sobrevivientes, su rescate parecía imposible.

Las ballenas piloto, la especie que quedó encallada este fin de semana, son uno de los delfines oceánicos más grandes —solamente le ganan las orcas— que existen. Son famosas también por ser uno de los principales animales en protagonizar este tipo de varamientos masivos. Afortunadamente, aunque no se conoce el tamaño total de la población de ballenas piloto, no son una especie en peligro. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email