Bancos sacarían norma para que más colombianos compren vivienda

Asobancaria confirmó que está trabajando para que se ajuste una norma en Colombia que limita la compra de vivienda de estrato medio.

 

Según Hernando José Gómez, presidente del gremio, esto se viene trabajando con el regulador y fue anunciado en la Convención Bancaria 2022.

De esta forma, se busca aumentar el tope que se tiene en Colombia para pagar la primera cuota de un crédito hipotecario en viviendas diferentes a las de interés social (VIS).

Lo anterior quiere decir que el porcentaje mensual de crédito que puede pagar un hogar ya no tendría que ser del 30 %, sino del 40 %.

Este ajuste ya existe en el país para las viviendas VIS, pero se extendería a las no VIS, es decir, aquellas que cuestan más de 150 salarios mínimos mensuales ($150 millones para este año).

Así las cosas, si una familia tiene ingresos de 5 millones de pesos, no puede pagar una cuota mensual de más de 1,5 millones. Con el alza del porcentaje, podría destinar hasta 2 millones de pesos.

Esto podría subirse un poco y facilitaría una mayor demanda en esta etapa de menor actividad económica”, dijo el presidente de Asobancaria.

Y confirmó que están trabajando en ese tema, el cual ya le han planteado a la Superintendencia Financiera.

En lo relativo a viviendas VIS, Gómez señaló que el programa ‘Mi Casa Ya’ es sólido, pero no llega aún a personas de muy bajos ingresos, en particular en ciudades grandes.

“Allí se requeriría un mayor nivel de subsidio inicial y también aprovecho para hacerles un llamado a los alcaldes para adoptar planes de ordenamiento territorial que faciliten el acceso a la tierra”, afirmó.

De otro lado, sobre reforma tributaria, el presidente de Asobancaria dijo que el hecho de que se busque invertir el porcentaje de pago del impuesto de renta es favorable.

“Me parece que es adecuado que los que tengamos mayores ingresos, paguemos más”, indicó.

En materia de 4×1.000, sobre lo cual el Gobierno busca que su exención sea para diversos productos financieros, explicó que implica retos de gran calado.

“Eso nos genera un reto operativo muy grande, porque cada banco tiene su contabilidad y seguimiento en tiempo real con clientes, pero el banco X no sabe cómo opera el Y”, dijo el dirigente gremial.

Y añadió: “Tenemos que evaluarlo y le plantearemos al gobierno cómo lograr eso que se quiere o algo próximo, sin generarle un costo gigantesco de carácter operacional al sistema financiero”.

En todo caso, afirmó que también le propondrán al gobierno de Gustavo Petro que la exención del 4×1.000 se aplique a microempresarios informales como incentivo para la formalización.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?