Esto es lo que debe saber antes de vacunar a su hijo menor de 11 años

 

El Gobierno Nacional dio apertura a la vacunación contra la covid-19 en niños y niñas entre los 3 y los 11 años a partir del 31 de octubre, por lo que es importante que conozca las implicaciones de la inmunización en esta población especial.

En primer lugar, el presidente Iván Duque y el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunciaron que la protección de esta población se realizará con el biológico del laboratorio Sinovac, con un esquema de dos dosis y un período de 28 días entre la primera y la segunda dosis.

Ruiz manifestó que “es una vacuna que ha probado ser muy eficiente y segura. Hemos aplicado más de 14 millones de dosis de la vacuna de Sinovac en Colombia a personas adultas”. En este sentido, la decisión de vacunar a los menores en este rango de edad se tomó en consenso con expertos de la Sociedad Colombiana de Pediatría, la Asociación Colombiana de Infectología y la Asociación Colombiana de Inmunología y el comité asesor de vacunas del Ministerio de Salud.

Le sugerimos: “Es una vergüenza global”: el mundo superó las cinco millones de muertes por COVID-19

Los beneficios de la vacunación contra enfermedades inmunoprevenibles en la población infantil son innegables, disminuyen la carga de la enfermedad, hospitalización y muerte, de acuerdo a lo expresado por el consejo de expertos. Es importante recordar que para vacunar a los niños, los padres deben llevar el carné de vacunación de los menores y preferiblemente no deben presentar síntomas respiratorios o de gripa.

Además, se tiene que agendar la cita con la EPS o buscar horarios en los que se puedan evitar aglomeraciones en el momento de la vacunación. Seguido a esto, los efectos secundarios son fundamentales a tener en cuenta: el menor incluye molestias en el lugar de la aplicación de la vacuna, malestar o fiebre y son similares a los que se observan en los adultos, tanto con las vacunas de virus inactivados como con las vacunas ARNm.

Aunque el Covid-19 afecta en menor proporción a los niños que a los adultos, el hecho de que la gravedad de la enfermedad sea menor no quiere decir que esta no pueda tener incidencia fatal en los infantes.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?