SUSCRIBETE

Fortalecer la agroindustria de los Llanos, el compromiso de Petro en Ariari

 

La agroindustrialización de los productos agropecuarios para que las familias campesinas mejoren sus ingresos será una de las políticas que implementará Gustavo Petro cuando sea elegido presidente de Colombia.

Así lo ratificó en su intervención ante cientos
de personas en Granada, desde donde envió un mensaje a toda la región del Ariari y del Meta: “Aquí estamos en una de las zonas que perfectamente se pueden convertir en una gran despensa alimentaria de Colombia entera y quizás del mundo”.

 

 


Señaló
que su visión es trabajar en una transformación agraria “para que lo que llegue a la familia no sea la venta en bruto del maíz, el arroz o la leche que sale de la vaca, sino que lo que llegue a su ingreso familiar sea el producto de la venta de la lecha pasteurizada o del arroz después de pasar por el molino y los productos ya convertidos”.

 

De igual forma, rechazó el abusivo sistema de peajes que deben padecer los habitantes del Meta y resaltó que el petróleo no es el camino para crear riqueza.

Se ha creído en toda Colombia que es allí donde está la riqueza. Esa es una enorme falsedad desde el punto de vista de la economía. No es posible porque al sacar el petróleo se utiliza el agua de un territorio que entra en disputa, y más cuando lo que se propone son técnicas completamente depredadoras del uso del agua, como el fracking”, expresó.

“Hablamos de la posibilidad de expandir los puestos de trabajo, que es expandir la riqueza, porque la riqueza no es el dinero, que es un simple equivalente simbólico, sino que la riqueza es el trabajo. Entre más trabajo tenga una Nación, más rica es”, dijo Petro en su intervención.

 

Además, el precandidato del Pacto Histórico defendió la imagen de un país que pueda alcanzar prosperidad social por medio de una economía que sí beneficie a toda la ciudadanía.

Hemos condenado a nuestro país a una guerra infinita que llegó la hora de terminar. Porque una potencia mundial de la vida implica una sociedad en paz, que no se odie a sí misma, que no se construya a partir de la venganza y del odio político, sino a partir del diálogo social, del encuentro de las diferencias. Esa sociedad en paz se tiene que construir sobre una economía que le pueda generar prosperidad a la totalidad de la sociedad colombiana”, concluyó.

Algunos de nuestros clientes

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?