SUSCRIBETE

Organizadores del Jamming estaban quebrados antes de planear festival

Según una investigación, por cada 100 millones de pesos que tenía la empresa que planeó el evento, 96 estaban endeudados.

 

Luego de más de un mes del escándalo sobre la cancelación del festival Jamming, se siguen conociendo más detalles sobre las presuntas razones por las que no se llevó a cabo el evento que fue cancelado horas antes de su inicio.

La más reciente, da cuenta de que la empresa organizadora estaba en bancarrota en el momento en que inició la planeación y venta de boletería, según una investigación del portal web Vorágine.

La indagación da cuenta de los estados financieros de la empresa Buena Vibra Eventos EU, encargados de la organización, para el 2021, en los que se muestra que por cada 100 millones de pesos que tenía la empresa en reporte de diciembre de 2021, 96 estaban endeudados.

“Es imposible que una empresa pueda respaldar un festival de las dimensiones del Jamming si tiene el patrimonio de esta organización, que en el reporte de diciembre de 2021 era de $71.112.339. Ese valor no sirve ni para hacer publicidad masiva en vallas”, aseguró un contador forense citado por el portal.

Además, de acuerdo con la investigación, los organizadores no reportaron la venta de casi cien mil boletas ante el Ministerio de Cultura, por lo que existiría información falsa que esconde los verdaderos movimientos financieros de la empresa.

“De acuerdo con lo que leo, ellos no tenían un peso para invertir, estaban súper endeudados. O sea, no tenían ningún capital de trabajo que uno pudiera decir, por ejemplo, que ellos invirtieron $2 mil o $3 mil millones para la logística, los artistas o la publicidad. Se nota que todo el dinero que recaudaban de la boletería, que nunca se dejó de vender, lo iban invirtiendo sobre la marcha”, se lee en una parte de la investigación.

Hay que recordar que el pasado 10 de abril, Luis Alberto Casallas, papá de Alejandro Casallas, creador del evento, aseguró que el concierto no se canceló por falta de dinero, sino por las amenazas que recibió su hijo y que podrían terminar en una tragedia que ellos querían evitar.

Algunos de nuestros clientes

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?