Por falta del dictamen forense Fiscalía no ha logrado llevar ante un Juez al principal sospechoso por la muerte de la menor de 12 años en Barranca de Upía.

VILLAVICENCIO: A Bogotá fueron remitidos las evidencias morfológicas y todos los elementos recaudados en el lugar donde fue localizado el cuerpo de la menor, Angie Lorena Nieto, asesinada la noche del 31 de diciembre en zona rural de Barranca de Upía.

Una vez el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses realice el cotejo y corrobore el dictamen que ayer estableció Medicina Legal Seccional Meta, habrá un pronunciamiento oficial respecto de las condiciones en que murió la menor de 12 años y el tipo de aberración al que pudo haber sido sometida.

De esos resultados depende el rumbo que le dará la Fiscalía a la investigación, en el entendido que se encuentra bajo custodia policiaca un hombre en calidad de sospechoso.

Así mismo, el ente judicial podrá calificar el tipo de delito o conductas punibles a enrostrar en desarrollo de las audiencias de control de garantías que han de efectuarse en cualquier momento de éste jueves 3 de enero en el Palacio de Justicia ante el Juzgado Sexto Penal Municipal de Villavicencio, Meta, Colombia.

Un Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, compone uno de los anillos de seguridad que implementó la Fiscalía en el palacio de Justicia para evitar que la comunidad enardecida quiera atentar contra la integridad física del principal sospechoso.

El hombre posiblemente habría buscado a las autoridades implorando protección para sí mismo y su familia.

Parece que habría actuado en calidad de determinador y alguien más habría ejecutado el plan macabro.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?