Era de Villavicencio uno de los 54 privados de la libertad que murieron por el incendio en Tuluá

Jorge Andrés Rojas, de 38 años, estaba en esa cárcel en condición de sindicado.

 

Jorge Andrés Rojas Corredor, de Villavicencio, se convirtió en el privado de la libertad número 54 que falleció por las quemaduras sufridas durante el incendio de la semana pasada en la cárcel de Tuluá.

Su hermano Óscar Alejandro dijo en Villavicencio que Jorge Andrés había sido capturado dos meses atrás en Cali y que fue trasladado a la cárcel de Tuluá en condición de sindicado.

“Estaba en el patio 8 donde las peleas entre internos comenzaron 4 días antes del incendio por drogas y deudas. El Inpec no hizo nada para controlar eso”, le dijo Óscar a James Informa.

Jorge Andrés, de 38 años, había sido trasladado a la UCI de la Clínica Los Remedios, pero no resistió la gravedad de las heridas.

Sus familiares en la capital del Meta no entienden por qué los guardis del Inpec no abrieron las puertas de las celdas cuando las llamas y el humo aumentaron, y simplemente se quedaron mirando cómo morían 51 privados de la libertad.

“Vamos a demandar”, dijo Óscar Alejandro.

El Inpec tiene disponible la línea telefónica 312 277 28 34 para responder preguntas sobre el incendio en la cárcel de Tuluá.

La funcionaria que respondió la llamada a Villavicencio Día a Día aseguró que la Gobernación del Valle se está encargando de los servicios funerarios de los 54 fallecidos por el incendio.

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?