SUSCRIBETE

Wacoyo, donde la mujer trabaja y el hombre en la hamaca

Esa práctica fue criticada por la vicepresidenta Francia Márquez, pero los indígenas no parecen dispuestos a cambiar.

 

Una reunión del Instituto Nacional de Vías (Invías) en el resguardo indígena Wacoyo, en Puerto Gaitán, sirvió para confirmar que allí las mujeres son las que trabajan y los hombres esperan en la hamaca a que les lleven comida y dinero.

La reunión fue para anunciarles que les van a brindar apoyos por valor de 200 millones de pesos para que desarrollen un proyecto de seguridad alimentaria autosostenible.

Los apoyos consisten en capacitaciones para que las mujeres aprendan sobre emprendimiento empresarial, marketing, crianza avícola (pollos de engorde y gallinas ponedoras), fabricación de alimentos caseros para aves de corral y abonos orgánicos caseros.

También incluye sembrar maíz, entregarles gallinas y concentrado, y construcción de 6 galpones de los cuales 3 para los pollos de engorde y 3 para las gallinas ponedoras.

Las mujeres asistieron con sus niños y los hombres permanecieron en sus hamacas. El Invías aclaró que respeta las costumbres y la autonomía de los más de 2.700 indígenas que viven en Wacoyo.

Ellas podrán vender los pollos y los huevos en el mismo resguardo o en el mercado campesino de Puerto Gaitán.

Algunos de nuestros clientes

Escríbenos aquí
¿Tienes algo que decirnos sobre esta noticia?